Sociedad

El duro trabajo de los abogados en plena era Covid-19

05/11/2020
Foto del avatar

author:

El duro trabajo de los abogados en plena era Covid-19

Los medios locales y regionales no hacen más que advertir de la dura saturación de colapso que están viviendo los juzgados en toda España. En Andalucía, por ejemplo, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad (TSJA), Lorenzo del Río, ha advertido recientemente de la necesidad de reforzar las salas para el próximo enero, especialmente en las jurisdicciones de lo Mercantil, lo Social y lo Contencioso-Administrativo.

Todo ello se presenta como imprescindible para poder afrontar con garantías y medios suficientes la avalancha de casos judiciales vinculados a la crisis del coronavirus que se pueden iniciar en los próximos meses.

En una entrevista a la televisión autonómica, Canal Sur, Del Río agradece que se haya producido un refuerzo en algunos juzgados por la tarde, pero que debido a la prórroga de los ERTE hasta final de año, espera que esas medidas implantadas y diseñadas para los meses de septiembre y octubre continúen con un mayor refuerzo a partir de enero.

Una entregada dedicación por parte de todos los profesionales jurídicos

El duro trabajo al que se enfrenta el personal de los juzgados también afecta de manera directa a los propios abogados, que se han visto en estos meses desbordados con tantas reclamaciones y consultas por parte de la ciudadanía.

Las áreas de lo Mercantil, lo Social y lo Contencioso-Administrativo están siendo las más afectadas  por cuestiones relacionadas con las sanciones administrativas por saltarse el confinamiento, las ERTE fraudulentos y las posibles demandas que aparecerán en los próximos meses como consecuencia de la extinción de las ayudas del Gobierno y los posibles concursos de acreedores que se inicien.

A todo esto también hay que sumar procesos de despidos improcedentes, liquidación de empresas y un sinfín de casuísticas que lleva a los abogados a entregar el 100% para ofrecer resultados positivos para sus clientes.

En el ámbito de los juzgados de Lo Penal, que parecen ser los menos afectados por esta pandemia, también se están enfrentando a una situación que podría resultar caótica si no fuera por el buen hacer del propio personal, los funcionarios y todos los trabajadores del ámbito del derecho.

En esta rama del derecho existen algunos bufetes y despachos que están entre los más destacados del país, una de ellas es la firma Rinber Abogados Penalistas, la que para muchos cuenta con el mejor Abogado Penalista España, y que ha participado en varias de las causas muy mediáticas como asuntos relacionados con el Pequeño Nicolás o el caso de la Manada Militar en el acuartelamiento de Bobadilla, en Málaga.

¿Cuáles son las tareas de un abogado penalista?

A diferencia de los profesionales del Derecho que se encargan de asuntos relacionados con el código civil o la cuestión administrativa, la principal función de los abogados penalistas es degender a las personas morales ante los tribunales por infracciones relativas al Código Penal.

De este modo, los asuntos más habituales que tratan estos profesionales son los homicidios, los robos, las agresiones de todo tipo, las violaciones… Muchas de estas causas toman mucho interés mediático, hasta el punto de que Rinber Abogados es una firma que está muy presente en los medios y ha participado en varias ocasiones en cadenas de televisión nacionales y de carácter local.

No obstante, esta repercusión mediática no hace olvidar a los profesionales, a los buenos abogados, de que se labor principal es la defensa de sus clientes en el juzgado. En tiempos de pandemia, con una saturación aún más marcada de las instalaciones judiciales, el trabajo de los abogados se hace más necesario que nunca, especialmente el referido a cuestiones de índole penal.

El trabajo de un abogado penalista incluye distintos supuestos a cubrir, desde la propia asistencia en comisaría hasta la propia defensa en el proceso, pasando por la interposición de denuncias y la asistencia judicial. A su vez, los abogados de esta rama, aunque también de otras, pueden aconsejar a sus clientes en materia de delitos económicos, riesgos penales y asuntos turbios en materia empresarial.

El año 2020 en materia judicial se está salvando gracias, en buena medida, al buen hacer de los profesionales del derecho y los funcionarios de justicia, pero no cabe duda de que es importante reforzar esta parcela de la administración, pues la sana convivencia de los ciudadanos y el desarrollo del país dependen mucho de ello.