Sociedad

Vuelve a disfrutar de los sonidos que forman parte de tu vida

22/03/2021

Vuelve a disfrutar de los sonidos que forman parte de tu vida

Tanto la vista como el gusto son dos de los sentidos en los que más piensa la gente cuando se pregunta por aquellos sentidos sin los que no podría vivir. Pero lo cierto es que uno de los más relevantes, y que pasa casi desapercibido, es el sentido de la audición. Por eso, aquí vamos a repasar algunos consejos para mejorar la audición, además de conocer los beneficios de la teleaudiología.

Los avances tecnológicos también han mejorado el control y el tratamiento de la audición

Hace algunos años, si un paciente tenía algún problema de audición, debía acudir presencialmente al otorrino, pero gracias a los avances en la tecnología hoy en día, ahora es posible aprovecharse de todos los beneficios de la teleaudiología. Antes existía cierta limitación por parte de la tecnología y los audífonos, respecto al tratamiento y diagnóstico de algunas dolencias auditivas, esto se debía en parte a la dificultad que había en el entendimiento de una llamada telefónica común entre médico y paciente. Ahora, aprovechando los últimos avances, desde el centro de audiología Claso en Barcelona han creado este servicio de teleaudiología para primar las necesidades auditivas de sus clientes. Pero, ¿en qué consiste la teleaudiología y por qué es tan importante?

La teleaudiología permite a Claso ofrecer a cientos, e incluso miles de kilómetros, prácticamente la totalidad de servicios de sus audífonos sin la necesidad de que se deba hacer un desplazamiento al centro.

El paciente solamente precisará disponer de una tablet o un smartphone con conexión a internet para entrar en conexión mediante un videochat en directo. Esto permitirá recibir una atención prácticamente presencial, en la que por medio de la tecnología será posible que el audiólogo pueda realizar los cambios pertinentes en los audífonos al momento. 

De la misma forma podrá comprobar cómo esas correcciones actúan sobre el paciente y las impresiones del mismo. Todos estos avances permiten ver reflejadas las siguientes ventajas, de las que se pueden beneficiar los pacientes:

  • Mejora el proceso de adaptación: tanto en el momento de ajustarse, como cuando se instala un audífono por primera vez, es necesario cierto tiempo de adaptabilidad antes de hacer cualquier cambio. No obstante, gracias a la asistencia remota, ahora es posible acortar esos periodos de tiempo, atajando cualquier problema que se pueda dar en el proceso de adaptación
  • Reprogramaciones según la necesidad: sea cual sea la necesidad que tenga el paciente, será posible cambiar y reprogramar las características de su audífono.
  • Adquirir los aparatos sin desplazarse: a partir de ahora, si uno de los expertos audiólogos recomienda comprar un determinado aparato, será posible recibirlo sin salir de casa.

Mejorar la audición siguiendo unos cuantos consejos

Aunque el oído sea una de esos sentidos que se van deteriorando de forma natural con el paso de los años, eso no quiere decir que no debemos cuidarlo para alargar al máximo posible su estado de salud. Tanto es así que siguiendo los consejos de especialistas como los de Claso, será posible mejorar tu audición

El sentido del oído es con diferencia el sentido que más difícil es darse cuenta de una degradación progresiva. Esta dificultad aumenta aún más si cabe en los niños pequeños. Lo más recomendable es realizar test preventivos, sobre todo en el caso de antecedentes familiares con problemas auditivos.

Lo que parece indispensable es seguir ciertos consejos para asegurar la salud auditiva y prolongar al máximo este maravilloso sentido en nuestras vidas. 

Éstos son algunos de los consejos más esenciales:

  • Alejarse de los aparatos ruidosos: una de las cosas que más hacemos es escuchar música con unos decibelios excesivamente elevados. Los expertos advierten que podemos estar expuestos hasta incluso a 85 decibelios de música durante 8 horas, pero que después de esto, podría ser perjudicial para nuestra salud auditiva.
  • Limpiarlos bien: la higiene es un punto a favor en cualquier desarrollo saludable del cuerpo. En el caso de los oídos, habrá que limpiarlos y secarlos extremadamente bien después del baño, para evitar posibles infecciones.
  • Protegerlos: si por nuestra profesión debemos estar expuestos a maquinaria ruidosa, será necesario proteger el oído de esos sonidos prolongados y perjudiciales.