Sociedad

¿Cómo conseguir el mejor precio de una eléctrica? Te lo contamos

enero 2, 2018

¿Cómo conseguir el mejor precio de una eléctrica? Te lo contamos

El pago de energía eléctrica es uno de los principales focos de gastos en la economía del hogar. Mes a mes, o de forma bimensual, debemos sufragar el importe de la factura que la compañía energética de turno nos envía para cubrir los gastos que generamos durante determinados periodos. Es algo habitual, pero que a veces supone todo un desafío para las cuentas bancarias de las familias.

No solo por el importe que suele acompañar a las facturas, sino también por todos los gastos que las rodean. Ahora estamos en una de las épocas que mejor refleja esto. Tenemos las navidades, con todas las compras, comidas y, en resumen, fugas de dinero que suponen; y a la vez una bajada de temperaturas que nos obliga a usar los aparatos de casa para poder mantener un ambiente agradable en el interior. Lo primero supone un gasto, lo segundo, totalmente ligado al pago de electricidad, también.

Todo esto lleva a un especial interés, ya no solo por saber cómo economizar en infinidad de facetas de nuestro día a día, tampoco en cómo hacer que los electrodomésticos consuman menos y nos hagan pagar menos luz; sino también en valorar qué compañía nos conviene más o, más bien, qué tarifa debemos aprovechar. Aunque no lo parezca, en la actualidad hay diferentes tipos de tarifas a contratar con las energéticas, y saber cuál es la más adecuada a nuestras necesidades es la mejor forma de comenzar a reducir ese importe total que a veces es capaz de protagonizar nuestras peores pesadillas.

Entonces, vamos a esa pregunta, ¿cómo se puede conseguir el mejor precio de una compañía eléctrica? Analizando su oferta, analizando nuestra situación y valorando cuál es la opción más adecuada. Para observarlo con mayor detenimiento vamos a ver qué ofrece, una de las mejores compañías a precios low cost en cuanto a precios y servicios prestados. Porque sí, hay casas que ofrecen precios mucho más bajos que los tradicionales en esto de la energía, y es en ellos donde reside una de las mayores claves para poder conseguir ese anhelado ahorro en energía.

La propuesta de Podo

El esquema central de tarifas de Podo se divide en tres vertientes principales. Cada una de ellas cuenta con una serie de rasgos definitorios que las hacen encajar en diferentes segmentos de público. A continuación, las explicamos:

Tarifa Flexi

Esta tarifa se divide en dos opciones, a elegir por el contratante en función del tramo del día (mañana/noche). Su objetivo es permitir al cliente pagar única y exclusivamente por el consumo que realice, desgranando siempre todos los costes a pagar por él con total facilidad en sus facturas.

Cuenta, además, con la opción de crear alertas de consumo para saber en qué momento superamos una barrera determinada e ir conociendo hasta cuánto asciende el importe a pagar. Como herramienta para control de gastos, esta función es algo realmente útil.

Tarifa Fijo

Aquí, la cuota pagar es una cuantía fija anual que el usuario puede personalizar en función de determinadas características. La ventaja es que, si finalmente el consumo es menor y hay un ahorro, este dinero se devuelve al cliente con un interés del 3% anual. Una opción algo menos flexible pero que, igualmente, da margen al ahorro en caso de haberlo.

Como viene siendo costumbre en Podo, la factura está completamente desgranada y detallada de forma que el cliente pueda entenderla con total facilidad. Además, cuenta también con el más que útil sistema de alertas de consumo para controlar los gastos de manera mensual.

Tarifa Flexi Tres

Esta vertiente es aplicable a potencias superiores a 15 Kw y permite unificar en una misma cuenta el consumo eléctrico de más de una vivienda o local. Si tienes pisos, oficinas o locales de diverso tipo, puedes reunirlos todos bajo esta misma tarifa, siempre personalizada en función del consumo del cliente y con posibilidad de optimizar según potencia contratada.

Para facilitar la realización y gestión de pagos, es posible fraccionar el importe de la factura para realizarlo a través de diferentes cuentas bancarias.

Estos tres modelos, algo diferentes a lo habitual, ejemplifican lo que debemos buscar cuando repasamos las tarifas de nuestra compañía energética. Debemos desgranar todos sus detalles, estudiar qué es lo que ofrecen realmente y cuánto nos cobran, además de por qué nos cobran. Solo así podemos buscar y buscar no solo entre sus opciones, sino también entre la de otras tantas empresas que están en el mercado con diferentes productos.

Si no te convence ninguna, recuerda que tienes opciones como Podo, energéticas low cost pensadas para satisfacer las necesidades de todos los bolsillos ofreciendo una calidad elevada que, además, cuentan con planes interesantes para el consumidor. ¿Prefieres pagar una cuantía variable en función del consumo?, ¿optar por algo fijo con devoluciones posteriores? Elijas lo que elijas, su respuesta puede ser de lo más adecuado para tus necesidades.

Comentarios