Economía

La empresa, el camino del éxito

28/02/2018
Foto del avatar

author:

La empresa, el camino del éxito

El empresario tiene innumerables frentes abiertos para que su empresa no solo se mantenga estable, sino que esté en constante crecimiento y expansión. La terrible competencia a la que se enfrenta diariamente le obliga a innovar, a reinvertir, a analizar, a experimentar, pasos todos ellos que conllevan pérdida de tiempo y de dinero.

El camino para que la empresa crezca se puede acelerar evitando en cierto grado los pasos enumerados. Esto se consigue con efectividad si realizamos un seguimiento y una investigación de las empresas que compiten en el mismo sector, con el objetivo de evitar los mismos errores que estas empresas cometieron o realizar las mismas acciones que las llevaron al éxito. Así mismo, es de gran importancia realizar un análisis sectorial que actualice al empresario de todo el entorno político, económico y social que de algún modo afecta a su ámbito de negocio.

Realizar estudios que aporten información sectorial de calidad, que sean de utilidad para el empresario y para su negocio, dependerá del trabajo de la agencia que presente los informes sectoriales, por lo que deberíamos confiar en expertos como dbk. Igualmente es importante conocer qué información sectorial se puede solicitar en estas agencias y cuál incumbe directa e indirectamente en el beneficio de la empresa.

¿Por qué es importantes estar actualizado?

Como hemos comentado en el punto anterior, la competencia es feroz, independientemente al sector donde se enmarque nuestra empresa. Por tanto, es muy importante saber valorar como ventaja competitiva el estar siempre actualizado con todas las variables, hechos y situaciones que afecten de una manera u otra a la actividad laboral objeto de nuestra empresa.

Gracias a la información que recibimos sobre nuestro sector con webs como la referenciada en el punto anterior y con las nuevas herramientas de gestión existentes, tenemos la oportunidad de obtener una visión más amplia en la toma de cualquier decisión de empresa.

Entre los empleados, profesionales y gestores de las empresas, la validación de una formación continuada y dinámica que mejore las competencias y habilidades dentro del sector donde se compite empresarialmente, va a permitir una mejor calificación tanto de estos profesionales como de la propia empresa dentro de su ámbito de actuación.

El empresario sabe bien que reciclarse y mantenerse actualizado es fundamental, continuar con constante adquisición de conocimientos y es que es la mejor forma de hacer frente a situaciones que demandan especial atención, más concentración y que pueden suponer un exceso de estrés laboral. La necesidad de actualización constante debe ser considerada como un proceso para toda la vida.

En la actualidad, las empresas, firmas, corporaciones más innovadoras, y por lo tanto las más preparadas, exigen para cubrir sus puestos que se tenga terminada una carrera, una maestría o un postgrado, además de la formación en un buen número de cursos, talleres o seminarios adicionales, es decir, más preparación.

Pero no queda ahí la cosa, las organizaciones y los mercados cambian cada vez más rápido, los perfiles de puesto van cambiando y evolucionando a una velocidad espectacular, por lo que se requiere cada vez más personal que sea capaz de aprender rápida y constantemente dentro de sus propios puestos de trabajo. Es la era de los Knowmades.

Los que se adscriben dentro de esta etiqueta son aquellos que son capaces de adaptar constantemente nuevos conocimientos a sus puestos de trabajo, aquellos profesionales que mantienen un buen ritmo de aprendizaje de todo lo nuevo que llega, que tienen facilidad de adaptarlos a sus propios trabajos y, por lo tanto, puede ser de gran utilidad para sus labores.

Los empresarios valoran en gran medida que el empleado se mantenga al tanto de los logros que se realizan en otros departamentos en el lugar de trabajo, así como el conocimiento de los proyectos que se realizan fuera de la propia área de competencia, ya que eso permite trabajar más cerca con los objetivos de la empresa y demostrar que importa el lugar donde el empleado trabaja.

Por otro lado, es una necesidad imperante la de estar actualizado en lo que respecta a las nuevas tecnologías y su relación a las exigencias del mercado laboral, generando desafíos cada vez más importantes e imperiosos a los profesionales que deben saber adaptar los nuevos métodos para sacar el máximo partido a los cambios.

Las áreas de actividad donde las agencias de información sectorial aplican sus estudios son amplias, cubriendo los campos profesionales necesarios para ampliar conocimientos a cualquier empresa que requiera sus servicios. Entre estas áreas cabe destacar la construcción, inmuebles y materiales, alimentación y bebidas, distribución, transporte, fabricación, finanza, seguros mobiliarios, metal, maquinaria eléctrica y electrónica, etc. Para tener una visión más amplia de los sectores de actividad de estas agencias, visita el enlace referenciado al principio de este texto.

Y es que las nuevas necesidades generan continuos cambios que se reflejan en todo el ámbito educativo, además de procurar una formación que pueda ser permanente, pero que al mismo tiempo pueda ir cubriendo las expectativas de desarrollo.