Salud

Varices: por qué aparecen y cómo actuar

03/05/2018

Varices: por qué aparecen y cómo actuar

Todos sabemos que las varices son bultos que aparecen principalmente en las piernas, y que tienen que ver con la circulación de la sangre. De hecho, a menudo se puede ver que son venas que se extienden, mostrando un tono azulado característico. En algunos casos son bastante finas, mientras que otras veces pueden ser bastante profundas e incluso dolorosas.

Y es que las varices son mucho más que un problema estético. Si se agravan pueden llegar a causar algunos problemas de salud graves. Por ello, es fundamental saber por qué se forman y si se puede hacer algo para prevenirlas o tratarlas cuando aparecen. La web porquesalenlasvarices.com proporciona más información.

¿Por qué aparecen las varices?

Lo cierto es que no hay una sola causa por la que esto sucede. La lista de posibles motivos es bastante amplia, aunque básicamente podemos destacar dos motivos: el hereditario y el clínico.

En el primer caso, el organismo puede tener una predisposición genética a que las válvulas que se encargan de que la sangre que sube hacia el corazón por las arterias de las piernas no vuelva a bajar por esta vía. Si estas válvulas no cumplen bien su función, se produce un reflujo, que es que la sangre se empieza a almacenar y se hinchan estas venas.

Existen también algunas enfermedades que provocan varices, como la tromboflebitis. Esta se da sobre todo cuando alguien pasa mucho tiempo en una posición estática, donde la sangre se acumula y se producen trombos.

Otros casos en los que las varices aparecen son durante el embarazo, que normalmente al dar a luz se diluyen y todo vuelve a la normalidad. La falta de un buen descanso, poco ejercicio o la obesidad también están detrás de algunos problemas de este tipo.

¿Es posible eliminar las varices?

Hoy existen tratamientos quirúrgicos que pueden acabar con ciertos tipos de varices. Algunos de ellos son la cirugía convencional o el uso de un láser calorífico que utiliza ondas de radiofrecuencia para acabar con estas arterias obstruidas.

También hay remedios naturales que reducen en buena medida e incluso eliminan las varices. La eficacia de estos tratamientos dependerá en buena medida de cuáles son las causas por las que aparecen, así como la profundidad de estas. Por ejemplo, alimentos con propiedades antiinflamatorias como el ajo o el picante, que facilita la circulación, son bastante eficaces. También se pueden aliviar utilizando aceites esenciales o con baños de agua con sal.

Tratamiento preventivo

Al igual que ocurre con otros problemas de salud, la prevención es la mejor medicina para frenar el avance de este problema. Tener una vida sana, practicando ejercicio de forma regular y cuidando el peso son algunos de los consejos que los expertos recomiendan poner en práctica.

Si se empiezan a ver los primeros síntomas, hay productos con los que es posible frenar hasta cierto grado su avance, reduciendo los síntomas. Además de fármacos y productos naturales, las medias de compresión pueden ayudar bastante. También es aconsejable limitar la exposición al sol, aplicar frío en las piernas, por ejemplo con un baño o poner las piernas por encima de la cabeza cuando sea posible para favorecer la circulación.

En cualquier caso, lo mejor es estar alerta y comprobar de forma regular que nuestro sistema circulatorio cumple sus funciones del modo adecuado. Y si notamos que aparecen las primeras muestras de que el problema está surgiendo, tomar medidas para frenarlo. Además de consultar con un experto que pueda ofrecer la mejor solución.