Salud

Conoce los mejores remedios para combatir la gastritis

19/07/2018

Conoce los mejores remedios para combatir la gastritis

En muchas ocasiones las personas no presentan ningún síntoma, pero el más común es un fuerte dolor en el abdomen. Por lo general y para tratar la gastritis el médico receta ciertos medicamentos, sin embargo también existen algunos remedios caseros que pueden disminuir los síntomas de esta molestia.

Tratamiento para la gastritis

Para aliviar temporalmente los síntomas de esta enfermedad el médico suele prescribir antibióticos, de igual forma es necesario tomar en cuenta algunas medidas para complementar el mismo y así llevar una vida sin gastritis.

  • Tratar el problema con fármacos.
  • Combatir la gastritis teniendo en cuenta como causa principal el germen Helicobacter pylori.
  • Seguir un plan de alimentación variado.
  • Evitar o dejar de consumir alcohol.
  • Poner en práctica algunas técnicas para disminuir el estrés.

Cuando la gastritis es cronica, es necesario seguir un tratamiento a base de medicamentos al igual que de antibióticos para ir disminuyendo dicha infección estomacal, si la misma ha sido provocada por alguna bacteria, para el tratamiento se usarán fundamentalmente fármacos antibacterianos.

Algunos remedios caseros para combatir la gastritis

Un poco de agua fría

Para esto hay que coger un vaso con agua que esté fría, le agregas dos cucharadas pequeñas de azúcar, se agita la preparación hasta que el azúcar se haya disuelto y luego se ingiere.

Esta es una infusión bastante sencilla de preparar si deseas aliviar los síntomas de la gastritis con un remedio casero, que además dará resultados bastante favorables.

El agua de coco

Este es un líquido que hay que extraer del coco cuando se encuentra verde y suave, cuanto más se consume el agua de coco los dolores, junto con el malestar general, irán disminuyendo. Es necesario que compruebes que el agua no sea muy ácida ya que puede causar reflujo.

Tomar una manzanilla

Este es un producto que cuenta con la capacidad de estimular las paredes del intestino, disminuye los dolores que pueden ocurrir de forma repentina y también elimina la presencia de los gases.

La preparación de esta infusión es bastante simple, solo tienes que colocar una cucharada de flores secas de manzanilla en aproximadamente una taza de agua caliente, se cubre, se deja reposar durante unos cinco minutos y lo puedes tomar varias veces al día.

Las semillas de carom

Un remedio bastante antiguo para la gastritis que permanece en la actualidad son las semillas de carom, ya que ofrecen un alivio para los tejidos que conforman el estómago y es un excelente tratamiento para las náuseas, la indigestión, así como para la inflamación.

 

Para prepararlas se mezcla una cucharadita junto con un poco de jengibre seco y un poco de sal negra, las introducimos en un vaso de agua que se encuentre tibia y se ingiere unas tres veces por día. Otra opción que puedes usar es preparar una combinación de una cucharada pequeña de semillas de carom con media cucharadita de sal negra en un vaso de suero de leche, tomando esta preparación dos veces al día.

Las fresas

Otro de los alimentos que puedes usar para combatir la gastritis de forma natural son las fresas y esto se debe a su excelente contenido de propiedades antioxidantes al igual que de compuestos fenólicos, pero además, en remedioscaserosparalagastritis.org hay otros alimentos con propiedades similares que de igual forma son de gran ayuda para prevenir que los tejidos del estómago se lleguen a inflamar.

Lo recomendable es consumir fresas todos los días, sin embargo, puedes realizar una infusión agregando una cucharadita de hojas de fresa secas a una taza de agua caliente, se deja reposar durante cinco minutos, colamos y se toma dos o tres veces al días hasta que lo síntomas de la gastritis hayan desaparecido.

Yogurt

El yogurt posee probióticos que cumplen la función de proteger las capas de tejido que cubren el estómago, así como ayudar a incrementar el sistema inmune para combatir la gastritis mucho más rápido, siendo lo recomendable consumir dos o tres unidades al día.